jueves, 2 de junio de 2016

Adagio, pas de deux

¡Hola a todos! Guau, un mes sin pasar por aquí, ¡mil perdones! A ver si ahora que llega el veranito me pongo a tope y llevo esto un poquito más al día ;)

Hoy os traigo otro ejemplo de videodanza, pero este para mí es muuuuy especial porque es el primero que realizo como tal. Es una de las prácticas que esa maravillosa asignatura llamada Estética Musical me ha brindado, y cómo no, me la he llevado al terreno del baile. Consistía en crear una pieza audiovisual a partir de una canción que debíamos escoger de entre una lista. Gracias a otros locos como yo, a saber Raquel Gómez, Patricia Millán y Fernando Pardos surgió entre unas cosas y otras la posibilidad de elaborar esta pieza tan delicada y tan bonita, basada en el tema Strange Fruit, que es el hilo musical fundamental. Y todo esto no hubiera sido posible sin la inestimable colaboración de Esther Pastor y Óscar Manhenzane, dos pedazo de bailarines que además son dos pedazo de actores y que además se portaron divinamente en el rodaje. El resultado: un bonito regalo para esta preciosa pareja y un trabajo del que todos salimos muy contentos y satisfechos. Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros al realizarla.


Próximamente os enseñaré más trabajitos relacionados con este tema, y más baile y más vídeos y más bailes de vídeos y más vídeos de baile. ¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este blog eres libre de opinar lo que quieras, pero si haces críticas mejor que sean constructivas